PRÓRROGA DE LOS ERTE POR FUERZA MAYOR

Prorroga ERTE por fuerza mayor

Tras el periodo excepcional que estamos viviendo como consecuencia de la crisis de la COVID-19, se impone la necesidad de reactivar de manera progresiva la economía, mediante la dinamización de aquellos sectores cuya actividad continúa limitada por restricciones sanitarias derivadas, entre otras situaciones, por las medidas de confinamiento y contención acordadas en el marco del estado de alarma.

En el Real Decreto-ley 18/2020, de 12 de mayo, de medidas sociales en defensa del empleo, se contemplan una serie de medidas que  pretenden dar una respuesta adecuada para que las empresas adopten los ajustes dinámicos necesarios que les permitan transitar hasta un escenario de «nueva normalidad», salvaguardar el empleo y proteger especialmente a las personas trabajadoras.

 Prórroga de los Ertes por fuerza mayor

La renuncia por parte de aquellas empresas y entidades que contaran con un expediente de regulación temporal de empleo basado en el artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, a los expedientes de regulación temporal de empleo o, en su caso, la suspensión o regularización del pago de las prestaciones que deriven de su modificación, se efectuará previa comunicación de estas al Servicio Público de Empleo Estatal de las variaciones en los datos contenidos en la solicitud colectiva inicial de acceso a la protección por desempleo.

En todo caso, estas empresas y entidades deberán comunicar al Servicio Público de Empleo Estatal aquellas variaciones que se refieran a la finalización de la aplicación de la medida respecto a la totalidad o a una parte de las personas afectadas, bien en el número de estas o bien en el porcentaje de actividad parcial de su jornada individual, cuando la flexibilización de las medidas de restricción que afectan a la actividad de la empresa permita la reincorporación al trabajo efectivo de aquellas.

 Medidas extraordinarias en materia de prestación de desempleo.

Las medidas de protección por desempleo previstas en los apartados 1 al 5 del artículo 25 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, resultarán aplicables hasta el 30 de junio de 2020.

El Gobierno podrá prorrogar las medidas de protección por desempleo previstas en el apartado anterior más alla del 30 de junio en atención a las restricciones de la actividad vinculadas a razones sanitarias que subsistan llegada esa fecha.

Las medidas extraordinarias en materia de protección por desempleo reguladas en el artículo 25.6 del Real Decreto 8/2020, de 17 de marzo, resultarán aplicables hasta el 31 de diciembre de 2020.