El SEPE interviene en la Cumbre del Clima COP25

  • 5 de diciembre de 2019
  • Eventos
image.no.alt

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha intervenido en la Cumbre del Clima COP25 que se está celebrando en Madrid  del 2 al 13 de diciembre. La representación del SEPE ha corrido a cargo de su director general, Gerardo Gutiérrez Ardoy, que ha participado en el debate “Economía verde: una oportunidad de trabajo decente para jóvenes”.

Junto a Gutiérrez Ardoy han compartido la mesa de debate Sergio Bergman (secretario de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable del Gobierno de Argentina), Eduardo Magaldi (vicepresidente del Comité Juvenil de la Confederación Sindical Internacional - CSI), Robert Marinkovic (consejero de la Organización Internacional de Empleadores - OIE) y Nouhad (fundadora y presidenta del Arab Youth Climate Movement de Líbano).

Intervención del SEPE en la Cumbre del Clima COP25

La organización de este debate ha corrido a cargo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en colaboración con la Confederación Sindical Internacional, la Organización Internacional de Empleadores (OIE) y de los estados miembros.

Cambios del mercado de trabajo derivados de la “Economía Verde”

La intervención del director general del SEPE ha tratado de responder a cuestiones sobre cómo podemos anticiparnos y predecir los cambios del mercado de trabajo derivados de la “Economía Verde”, y qué políticas e iniciativas son necesarias para asegurar la transición justa para los jóvenes, tanto en los mercados globales como nacionales. También Gerardo Gutiérrez Ardoy ha hablado sobre qué experiencias pueden realizarse para lograr un trabajo decente para todos.

Los objetivos que ha perseguido esta sesión han sido los de demostrar  que la economía verde puede estimular el crecimiento inclusivo, la creación de trabajo, la promoción de derechos y justicia social. Por otro lado,  se ha presentado un informe de la OIT sobre el “emprendimiento verde juvenil”. Este informe ha sido fruto de una investigación realizada por la Iniciativa Global sobre Empleo Decente para los Jóvenes.

Un desafío global persistente

El desempleo juvenil, el subempleo y el trabajo decente, particularmente para los jóvenes rurales, representa un desafío global persistente que se estima se incrementará en la próxima década. Además, la degradación ambiental y el cambio climático presentan serias amenazas para el futuro del trabajo y pueden incrementar las desigualdades existentes en la actualidad. La promoción del crecimiento económico que genere mejores oportunidades de empleo entre los jóvenes, respondiendo a los desafíos ambientales y sociales, es fundamental para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Los mercados verdes emergentes presentan nuevas oportunidades para los jóvenes emprendedores que deseen lanzar sus negocios en sectores como la energía renovable, el manejo de residuos, la construcción sostenible o la agricultura orgánica, entre otros.