DEFINICIÓN - MISIÓN, VISIÓN, VALORES

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) es un organismo autónomo adscrito al Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. El SEPE, junto con los Servicios Públicos de Empleo de las Comunidades Autónomas, forman el Sistema Nacional de Empleo. Este sistema asume las funciones del extinto Instituto Nacional de Empleo (INEM) desde 2003. Desde esta estructura estatal se promueven, diseñan y desarrollan medidas y acciones para  el empleo, cuya ejecución es descentralizada, ajustadas a las diferentes realidades territoriales.

El organismo está compuesto por:

  • Unos servicios centrales.
  • 52 direcciones provinciales.
  • Una amplia red de oficinas presenciales distribuidas por las 52 provincias del Estado español, desde las que se gestionan los trámites de prestaciones por desempleo. En las de Ceuta y Melilla, también se gestionan los trámites de empleo  y formación.

Además, dispone de los siguientes servicios:

  • Un servicio de atención telefónica al ciudadano (901 119 999) y a las empresas (901 010 121).
  • Un espacio web, www.sepe.es, desde el que se accede a servicios de prestaciones y empleo, así como a diversa información.

El SEPE trabaja por y para la sociedad. La actividad que desarrollamos se centra en satisfacer e investigar las necesidades de nuestro público:

  • Trabajadores, tanto desempleados como en activo.
  • Emprendedores que tengan una idea de negocio.
  • Jóvenes.
  • Empresas.
  • Contribuir al desarrollo de la política de empleo, gestionar el sistema de protección por desempleo y garantizar la información sobre el mercado de trabajo con el fin de conseguir, con la colaboración de los Servicios Públicos de Empleo Autonómicos y demás agentes del ámbito laboral, la inserción y permanencia en el mercado laboral de la ciudadanía y la mejora del capital humano de las empresas.

  • Alcanzar la excelencia en la gestión de nuestros servicios a la ciudadanía, aprovechando las nuevas tecnologías, y liderar la contribución del Sistema Nacional de Empleo para incrementar la calidad del mercado de trabajo.

  • Los valores que determinan los principios que el SEPE ha de considerar para alcanzar los objetivos que persigue son los siguientes: 

    • Cultura de servicio a la ciudadanía: El SEPE trabaja por y para la sociedad. La vocación de servicio público de las personas de la organización hace que el nivel de satisfacción aumente con cada usuario satisfecho. Toda la actividad del organismo debe centrarse en investigar las necesidades de sus clientes y orientar el trabajo a satisfacerlas de la manera más eficaz.
    • Capacidad innovadora: El valor añadido del SEPE lo ponen las personas que trabajan en él, ya que la nueva realidad laboral obliga a la innovación en el tratamiento de la búsqueda y orientación en el empleo. De esta manera, los cambios que adopta la organización tienen un reflejo automático en los usuarios.
    • Colaboración con los otros agentes: Con el objetivo de ofrecer el mejor servicio al ciudadano, el SEPE, dada su condición de servicio público, potencia la colaboración con el resto de actores del ámbito laboral y mejora la coordinación con otras instituciones, incluso a nivel europeo.
    • Compromiso con el personal de la organización: El SEPE cuenta con un equipo con alto nivel de vocación de Servicio Público. El buen servicio al ciudadano pasa por una buena gestión de los recursos humanos, cuyas bases son la comunicación, la claridad organizativa, el compromiso con las personas de la organización y su desarrollo profesional. La organización debe dar mucho valor al trabajo en equipo, la colaboración y la mejora de las condiciones de trabajo.
    • Calidad en la gestión: Mediante la calidad se logra trasladar el resto de valores al terreno de la práctica. Dar servicio es hacerlo eficazmente, a tiempo, de forma sostenible y responsable, con iniciativa y mejora continua. La calidad empieza en la detección de las necesidades de los clientes y continúa en la evaluación de la calidad percibida por ellos.