Me he visto afectado por un ERE o un ERTE

La prestación por desempleo se percibe tras la pérdida involuntaria, definitiva o temporal de un empleo, o tras la reducción de la jornada diaria de trabajo, acordadas en el correspondiente procedimiento.

Incluye la cotización a la Seguridad Social, que en los supuestos de despido colectivo, se hará por jubilación, incapacidad temporal, incapacidad permanente, muerte y supervivencia, asistencia sanitaria, maternidad, paternidad y cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave, y en los casos de suspensión o reducción de jornada, la cotización a la Seguridad Social se hará por todas las contingencias.

Online Realiza tu trámite

Presencial Solicita cita para tu oficina de prestaciones

FAQs Accede a las preguntas más solicitadas

Requisitos

Para solicitar la protección por desempleo en el caso de que te veas afectado por un  ERE o un ERTE, deberás cumplir los siguientes requisitos:

  • Estar en situación legal de desempleo.
  • Inscribirte como demandante de empleo, mantener dicha inscripción durante todo el periodo de percepción y suscribir el compromiso de actividad.
  • Para percibir prestación contributiva, haber trabajado y cotizado al desempleo al  menos 360 días, dentro de los seis años anteriores a la situación de desempleo, y no haber utilizado dicho periodo para un reconocimiento anterior.  Si has cotizado un periodo inferior, podrás percibir el subsidio por desempleo si, además de cumplir el resto de requisitos exigidos, careces de rentas superiores al 75 % del salario mínimo interprofesional vigente, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias (datos para este año).
  • No haber cumplido la edad ordinaria para jubilarte, salvo que tu contrato se haya suspendido o se haya reducido tu jornada diaria de trabajo.
  • No realizar una actividad por cuenta propia o trabajo por cuenta ajena a tiempo completo, salvo compatibilidad establecida por un programa de fomento de empleo.
  • No cobrar una pensión de la Seguridad Social incompatible con el trabajo.
  • En caso de suspensión del contrato, ésta debe estar acordada en el correspondiente procedimiento,  ser temporal y estar motivada por causas económicas, técnicas, organizativas, de producción, o de fuerza mayor.

En caso de reducción de jornada de trabajo, ésta debe suponer  la disminución  temporal de entre un 10 y un 70 por ciento de la jornada de trabajo, con análoga reducción del salario, ser acordada en el correspondiente procedimiento y estar motivada por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

Obligaciones, infracciones y sanciones

 

Duración y cuantía

La duración de la prestación contributiva por despido colectivo está en función del tiempo que hayas cotizado antes de la situación legal de desempleo. Si es por suspensión del contrato o por reducción de la jornada,  la duración de la prestación, además, vendrá determinada por la vigencia temporal de la medida de que se trate.

El importe diario de la prestación contributiva por desempleo total, salvo que fuera superior o inferior que las cuantías máximas o mínimas establecidas para cada caso será, durante los seis primeros meses de percepción, el 70 % de la base reguladora, calculada según las bases de contingencias profesionales de los 180 últimos días cotizados, exceptuando las horas extraordinarias, y el 50 % a partir de dicho periodo. Si el desempleo fuera parcial percibirás la parte proporcional a las horas en que te encuentras desempleado y el consumo del derecho se producirá por horas, y no por días.

En los supuestos de suspensión o reducción de jornada, la empresa continúa obligada a ingresar el 100 % de la aportación empresarial de cotización a la Seguridad Social, ingresando el Servicio Público de Empleo Estatal, previa deducción al trabajador, la aportación de éste con respecto a los días de suspensión más los que corresponden a descansos, o con respecto a las horas reducidas de trabajo.

Para temas relacionados con la cotización a la Seguridad Social puedes informarte a través del teléfono 901 502 050 o en la página www.seg-social.es.

Se puede aplicar, en su caso, la retención del IRPF, permitiéndose durante la percepción de la prestación contributiva, a petición del trabajador, la elevación del porcentaje de retención por dicho concepto

En el supuesto de que tengas derecho al subsidio por haber cotizado menos de 360 días, la cuantía mensual será igual al 80 % del Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples vigente en cada momento (datos para este año), siempre que hubieras trabajado la jornada completa durante toda la vigencia del último contrato de trabajo por cuenta ajena.

El pago de la prestación se realizará por mensualidades de 30 días o por el periodo inferior que, en su caso, corresponda,  entre los días 10 y 15 del mes inmediato siguiente al del devengo. Se efectuará, salvo excepciones, mediante el abono en la cuenta de la entidad financiera que indiques, siempre que seas titular de la misma. 

Documentación necesaria

  • Modelo oficial de solicitud de prestación contributiva o de subsidio por desempleo.
  • Identificación del solicitante y de los hijos o hijas que conviven o están a su cargo y que figuren en la solicitud (bastará con la exhibición de los documentos):
    • Españoles: Documento Nacional de Identidad (DNI).
    • Extranjeros residentes en España:
      • Comunitarios: Tarjeta de Identidad de Extranjeros (TIE) o Número de Identidad de Extranjeros con el pasaporte.
      • No comunitarios: Tarjeta de Identidad de Extranjeros (TIE) y el pasaporte.
  • Cualquier documento bancario en el que figure el número de cuenta de la que seas TITULAR, y donde desees percibir la prestación.
  • Libro de Familia, o documento equivalente en el caso de extranjeros.
  • Certificado de empresa de los últimos 6 meses trabajados (si no se ha enviado por las empresas al SEPE).

 

Cuándo, dónde y cómo lo tramito

Si presentas la solicitud de la protección por desempleo dentro del plazo legalmente establecido, el derecho a la misma nacerá al día siguiente a aquél en que tenga lugar la extinción o suspensión de tu contrato, o la reducción de tu jornada de trabajo, siempre que con anterioridad a esa fecha, la medida correspondiente se haya comunicado por la empresa a la autoridad laboral. 

Si las medidas de suspensión temporal o extinción de la relación laboral o de reducción de la jornada diaria, se adoptan en un procedimiento concursal, el derecho a la prestación por desempleo siempre nacerá a partir de la fecha en que se dicte por el juez el auto que las acuerde, aunque en éste se establezcan efectos retroactivos. 

Podrás presentar la solicitud a través de:

 

Documentación